Esteban Paz, máximo repsonsable del equipo de fútbol de Liga Deportiva Universitaria recordó varios detalles de la conquista de Copa Libertadores y del equipo que condujo el DT Edgardo Bauza. Un 2 de julio de 2008, los albos ganaron la final ante Fluminense en el estadio Maracaná en Río de Janeiro.

A 13 años del mayor logro a nivel de clubes del continente, el directivo Esteban Paz rememoró algunos eventos que desembocaron en el título de Copa Libertadores. Paz manifestó que “Edgardo Bauza tuvo una influencia superlativa, amalgamó el equipo”. Recordó por ejemplo, que la llegada de Damián Manso y su continuidad pese a la lesión de rodilla con la que arribó al país, fue mérito del estratega argentino, asimismo que pulió las condiciones de Joffre Guerrón, quien era un “jugador individualista y desordenado”. Dijo que el plantel de 2006 “tenía todo para lograrlo, sin embargo se mantuvo la base y jerarquía”, y que posteriormente “fue un rompecabezas donde todo calzó”.

Luego de superar los octavos de final contra Estudiantes de La Plata, Esteban Paz indicó que el equipo tuvo estabilidad y no hubo lesiones. De la final, el 2 de julio de 2008 en el estadio Maracaná, el directivo albo confesó que tenía mucho nerviosismo y “estuvo descompuesto” durante todo el partido. “En el último penal atajado por Cevallos fue un desfogue de adrenalina, me abracé con mi padre. Él trabajó por ese sueño por 60 años”, concluyó.