Francisco Naranjo, médico de Universidad Católica, informó que el volante José Carabalí “ha evolucionado favorablemente. El jugador está estable, sin novedades ni complicaciones. El domingo empezamos a probar su tolerancia a los líquidos este martes recibirá dieta blanda”.

Recordemos que el volante de la Chatoleí sufrió una ruptura en el intestino delgado tras un fuerte golpe recibido el viernes por el zaguero de Deportivo Cuenca, Byran Cucco, por lo cual fue intervenido de urgencia en la madrugada del sábado.

El doctor Naranjo, en entrevista al programa Jornadas Deportivas de Radio La Red, relató lo que aconteció con el talentoso jugador camaratta: “Recibió un rodillazo en el abdomen. Inmediatamente presentó un dolor interno, comenzó a vomitar y noté que había signos peritoniales, por lo que lo llevamos en ambulancia a una casa de salud. Realizamos una ecografía y una tomografía donde confirmamos que había una ruptura instestinal. La perforación fue en el yeyuno. De inmediato se le practicó una cirugía laparoscópica que duró dos horas y media”, describió Francisco Naranjo.

El galeno admitió que el tiempo que deberá pasar para volver al terreno de juego lo determinará el médico cirujano que le realizó la operación, pero considera que no será en un lapso menor de 30 a 45 días.