Liga Deportiva Universitaria y Emelec disputarán la gran final del Campeonato Nacional 2015 en sus dos episodios: el de este miércoles en donde el bombillo recibirá a los azucenas en el Estadio Reales Tamarindos de la ciudad de Portoviejo; y el que se desarrollará en Casa Blanca este domingo 20 de diciembre, con el equipo albo como local y que cerrará la presente temporada coronando a solo uno de los dos como el monarca del fútbol ecuatoriano.

La historia de las finales de campeonato entre Liga y Emelec se remonta al año de 1998 cuando los albos bajo el mando del brasileño Paulo Massa y los azules cuyo entrenador era Jorge Laso, definieron a doble partido el campeón de aquella temporada. El primero de estos cotejos se jugó en el Estadio George Capwell el 23 de diciembre y terminó con victoria del conjunto eléctrico por 1 tanto a 0 con anotación de Jaime Iván Kaviedes, quien en ese año con 43 goles rompió el récord de 36 dianas de Ángel Liciardi como mayor anotador en un campeonato ecuatoriano, situación que lo convirtió en el goleador mundial del 98.

Por su parte, el partido de vuelta se llevó a cabo en el Estadio de Ponciano el 27 de diciembre de dicho año. Allí se vivió uno de los marcadores más memorables de la historia de los campeonatos nacionales de fútbol al registrarse una vapuleada inédita de 7 goles a 0 a favor de los centrales. Los goles, que pusieron a delirar a la hinchada alba en aquel día inolvidable, los marcaron: Ulises de la Cruz en tres ocasiones, Eduardo Hurtado en dos oportunidades,  Álex Escobar anotó un tanto y Augusto Poroso marcó otro en propia puerta. Después de este estrepitoso resultado global de 7 a 1, Liga se adjudicó el trofeo de la temporada 1998 y con ello su quinta estrella.

La segunda vez que se vieron frente a frente en una final de campeonato fue en la temporada 2010. Con un Emelec dirigido por el argentino Jorge Sampaoli ganador de la primera etapa y Liga como ganador de la segunda bajo la tutela de Edgardo Bauza, las cosas se dieron para que se reedite la recordada final de 1998, doce años después, pero ésta vez Emelec sería quien cierre como local debido a su ubicación como el primero de la tabla acumulada. Es así que los centrales recibieron a los eléctricos en Casa Blanca en la primera final celebrada el 5 de diciembre, en la cual Liga se impuso por 2 goles a 0 con tantos de Miller Bolaños (hoy figura en Emelec).

En el partido de vuelta, el definitorio, Emelec se alistaba para revertir aquella diferencia de dos goles que estableció Liga en el partido de ida a su favor. En lo que fue un partido intenso efectuado el 12 de diciembre, David Quiroz logró marcar a los 60 minutos de juego la primera y única conquista del encuentro, lo cual no le bastó al cuadro guayaquileño para coronarse como el campeón ecuatoriano y por otro lado permitió que el conjunto dirigido por Bauza se lleve el título a Quito, convirtiéndose ésta en su décima estrella.

Teniendo en cuenta estos antecedentes sólo queda esperar al inicio de la primera final el miércoles y de la segunda el domingo, en dos partidos que prometen ser de los más emocionantes de los últimos tiempos, pues ambas escuadras cuentan con sus máximas figuras para estos encuentros en los que Emelec buscará la decimotercera estrella y Liga la decimoprimera de su historia.

A continuación la historia de los enfrentamientos en finales entre Liga y Emelec graficado en una línea de tiempo:

Foto: El Fútbol Que Más Nos Gusta