Hay motivos para indicar que en los recién culminados III Juegos Bolivarianoa de Playa Iquique 2016, Ecuador mejoró su participación en relación a lo efectuado en los anteriores, en Huanchaco, Perú.

En los II Juegos de hace dos años en playa y mar peruano, Ecuador llegó con un total de 129 deportistas y culminó en la quinta posición entre nueve países participantes, habiendo conseguido 28 medallas (5 de oro, 13 de plata y 10 de bronce)…

En Iquique, la tricolor volvió a ubicarse en la cuarta posición, la misma que logró en los I Juegos Bolivarianos de Playa que se cumplieron en Lima 2012, donde se sumaron 27 medallas (6 de oro, 13 de plata y 8 de bronce). En Iquique, con apenas 89 deportistas, y entre ellos muchos juveniles, se sumaron 29 (7 de oro, 14 de plata y 8 de bronce).

Nuevamente las disciplinas de natación/aguas abiertas, canotaje, surf y triatlón nos dieron las medallas doradas, teniendo en las deportistas Samantha Arévalo, que logró en natación dos oro, en 5 y 10 kilómetros individual femenino; la canoísta Anggie Avegno que ganó la prueba de C1 200 m. femenino;  la abanderada Dominic Barona, que alcanzó una en tabla corta, y Carlos Gómez que sumó dos más en surf, modalidades sup race y sup surf; y la triatleta Elizabeth Bravo, que sigue siendo la mejor en la rama individual femenina, marcaron la diferencia para colocar a Ecuador en la cuarta casilla.

Pero también vale la pena nombrar a deportistas que siendo juveniles ya comienzan a darle alegría al deporte ecuatoriano, como son los casos de la kayakista Maoli Angulo y al nadador David Farinango, quienes tuvieron una aparición destacadísima en sus primeros Juegos, con apenas 18 y 15 años, respectivamente. Maoli logró dos medallas de plata en las pruebas de K1 1.000 y K1 500 m. y una de bronce en K1 200 m. femenino; y Farinango una plata en los cinco kilómetros aguas abiertas… Y aunque consiguieron solo bronce en el deporte de remo, categoría coastal 4 X masculino, bien vale el aplauso para los juveniles Alan y Cristian Solá, Juan José Galeas, Walter Guala y Santiago Cali, que están entre los 15 y 18 años de edad.

Fuente: COE