El piloto ecuatoriano-estadounidense, Juan Manuel Correa, dialogó con Radio La Red de cara al inicio de la temporada de Fórmula 3. El conductor del equipo ART Grand Prix rememoró la experiencia de su accidente en 2019.

El 31 de agosto de 2019, Correa, quien corría para el equipo Charauz Racing System en la Fórmula 2, estuvo involucrado en un accidente junto al piloto francés Anthoine Hubert cuando se celebraba el Gran Premio de Bélgica. Por desgracia, Hubert falleció en el impacto, mientras que Correa sufrió una lesión en ambas piernas.

Tras su terrible experiencia, el piloto nacido en Quito inició un largo y complejo proceso de rehabilitación para recuperar la movilidad de sus piernas.

“Ese momento cambió la perspectiva que tenía de la vida, pues luego de que te pasa algo así tienes un nuevo significado de lo que es malo. Lo que me ayuda a valorar todo lo que tengo es recordar en dónde estaba hace un año. He avanzado mucho y obviamente mi calidad de vida ha mejorado”. Además, recalcó que luego del choque mucha gente, incluyendo personas del mundo del automor, mostró su solidaridad con él.

Asimismo, el corredor de 21 años aseguró que está contento, pues siente que la vida le ha dado otra oportunidad: “Si tu me preguntabas en 2019 si era feliz, no hubiese estado seguro, pero el accidente me ayudó a darme cuenta de que sí lo era. Tengo claras mis metas profesionales y personales, pero justo ahora estoy en un momento hermoso de mi vida, porque sé de dónde vengo y hacia dónde voy”

Correa aceptó que corrió con suerte, ya que su rival y buen amigo, Anthoine Hubert, sufrió la peor parte del accidente al recibir el impacto directo del ecuatoriano: “Uno no sabe lo que se siente perder a un amigo hasta que te sucede. Cuanto Hubert murió no podía creerlo. Durante el momento del accidente pensé que iba a morir, pero sabía que me iría dejándolo todo en la pista. Eso me ha hecho perder miedo a la muerte”

El corredor aprovechó para mandar un mensaje de inspiración a los niños del país y a todos aquellos que quisieran llegar hasta la máxima categoría de automovilismo mundial: “Mi fuente de inspiración es la victoria. Me inspira ser el mejor y me da satisfacción cuando gano y veo que estoy por delante. Siento que es la mejor manera de recompensar todo el trabajo duro. A todos los niños les digo que luchen por sus sueños, porque si yo estoy aquí, ustedes también pueden”, indicó, asegurando que su mayor fortaleza es su mente, pues maneja la mentalidad de “prepararse como el mejor para ser el mejor“.

El competidor se prepara para la temporada 2021 de la Fórmula 3, en donde correrá para la escudería francesa ART Grand Prix. Correa habló sobre las rivalidades en el automovilismo: “No es lo mismo que en el fútbol, aquí hay mucha competencia. Tu compañero puede ser parte de tu equipo, pero al mismo tiempo es un rival más en la pista. Al final, creo que tu único amigo es tu ingeniero”

Finalmente, el piloto ecuatoriano-estadounidense habló del número que portará en el campeonato para la actual temporada: “Llevaré el #9. De hecho, mi número favorito es el 68, pues es el que usé cuando me dieron el campeonato nacional de Estados Unidos. Tengo tatuado ese número y lo usaré cuando llegue a Fórmula 1”