El miércoles 21 de abril la National Football League (NFL) aprobó una serie de reglas que fue presentado por los actuales campeones, los Kansas City Chiefs.

Los propietarios de la NFL dieron el visto bueno a ciertas reglas que fueron propuesta y también rechazaron algunas con un peso más ‘robusto’ en el torneo oficial. Una de las reglas que se implementará será que los jugadores podrán elegir cualquier número.

Los corredores de poder, alas cerradas y receptores abiertos podrán utilizar desde el número 1-49, como también 80-89. Los backs defensivos también podrán elegir entre el 1-49, mientras que los apoyadores podrán elegir entre el 1 al 59, así como 90-99. Para los linieros defensivos podrán usar entre el 50-79 y los linieros defensivos entre el 50-79 y 90-99. Por ultimo, los mariscales de campo y especialistas permanecerán entre el 1-19.

 A pesar de que los jugadores podrán elegir su número, no es tan simple el cambio.  La NFL dio a conocer que, si un jugador quiere realizar el cambio para la próxima temporada, este tendrá que comprar el inventario de su camiseta actual. Cabe recalcar que, si un jugador quiere dar un aviso para cambiar su número en la temporada 2022, no tendrá que cumplir con la compra anteriormente mencionada.

“Buena suerte intentando bloquear a las personas adecuadas ahora. Le hará mucho mal al football”, declaró el mariscal de campo Tom Brady.

Existen otras reglas que fueron aprobadas. Comunicación ampliada de cabina a oficial mientras se revisan las jugadas. De esta se ayudará a los oficiales a identificar cosas desde una transmisión de televisión, pero ya no desde el campo de juego.

Otra de las reglas es la patada lateral. Esta limitará que el equipo que recepta tenga nueve jugadores en la zona de preparación. De esta manera, el equipo que patea tendrá muchas más posibilidades de recuperar el balón.

Se perderá el intento a un castigo cometido por un segundo pase adelantado desde la parte de atrás de la línea del golpeo.

Por último, se eliminará el tiempo extra en la pretemporada. Con esta regla, se evitará que los jugadores no presenten una lesión durante este tiempo.

La temporada iniciará el 9 de septiembre y terminará al enero de 2022. El Pro Bowl se jugará el 6 de febrero de 2022 en el Allegiant Stadium en las Vegas y el Super Bowl se ha retrasado una semana del 6 de febrero al 13 de febrero de 2022. Este partido se jugará en el SoFi Stadium de Los Ángeles