La maratonista Paola Bonilla alcanzó la marca de clasificación a Juegos Olímpicos en diciembre de 2020 en la maratón de Valencia, España. La azuaya hizo un registro de 2 horas 28 minutos y 21 segundos. A pocos meses de la cita en Tokio, aún no pertenece al Plan de Alto rendimiento que maneja la Secretaría del Deporte.

Paola Bonilla practicó triatlon desde sus 10 años. Se retiró a los 22 por falta de apoyo, por 6 años se alejó de la práctica deportiva de alto nivel para realizar sus estudios en el exterior. En diálogo con La Red, detalló, “regresé hace 4 años al atletismo, sumamente duro, de paciencia. Un trabajo a largo plazo, duro por la pandemia. Antes buscaba la marca por ranking pero se cambiaron los criterios de clasificación a marca pura”.

El pasado 6 de diciembre de 2020, en la maratón de Valencia, España impuso un tiempo de 2h28:21, suficiente para obtener un cupo a los Juegos Olímpicos. World Athletics exige una marca mínima en 2h29:30. Bonilla contó que en julio se quedó sin su trabajo como docente universitaria y desde ese momento recibió el apoyo de una empresa privada. Sin embargo, la ayuda estatal no ha llegado. “En 3 meses no sé nada, entiendo que se va a reunir la Comisión, nos quedan pocos meses para Tokio. A diciembre llegué únicamente con el apoyo de la empresa Plásticos Rival y mis padres. Se debe entender que el deporte también es importante”, complementó.

La atleta agregó que intervendrá en eventos de pista de 10 mil metros y tiene planificado un campamento de entrenamiento en Portugal, previo a su viaje a Sapporo donde se desarrollará el evento de los 42 kilómetros en JJ.OO.

Foto: deporte.gob.ec