Tadej Pogacar ganó en la Clásica Lieja-Bastoña-Lieja disputada este domingo en Bélgica, con un recorrido de 259 kilómetros. El esloveno se impuso en un esprint final junto a otros 4 corredores. Richard Carapaz culminó en la posición 29 y luego fue descalificado por los jueces por una acción que está prohibida.

Fue una larga carrera con un recorrido de 259 kilómetros en donde hubo varios líderes y con juegos de estrategias, como es habitual. En el tramo final, Pogacar se impuso ante Alaphillippe, Gaudu, Valverde y Woods. El esloveno registró un tiempo de 6 horas 39 minutos y 26 segundos.

Richard Carapaz junto al Ineos Grenadiers alcanzó al pelotón de punta y protagonizó una fuga en solitario a falta de 21 km para la meta. La “Locomotora” llegó a tener 22 segundos de diferencia sobre sus perseguidores, sin embargo a 13 km de la llegada fue absorbido por el grupo. El ecuatoriano terminó en puesto 29, a un minuto y 21 segundos del ganador; el también compatriota Jonathan Caicedo ocupó el puesto 107. A 19 kilómetros de la llegada, el tricolor utilizó la “posición huevo”, durante un descenso y fue descalificado. “Teníamos tres corredores importantes para esta carrera, hemos querido intentarlo conmigo desde lejos. He hecho mi trabajo, no se ha podido concluir, pero me quedo con la buena sensación de que la preparación cada vez va mejor, pensando en el objetivo principal”, aseguró Carapaz.

Foto: @RichardCarapazM