El ciclista de Deceuninck-Quick Step, Sam Bennett, se llevó la victoria en el cuarto día de La Vuelta a España. El irlandés terminó en 3h53m29s, luego de un ataque de último momento. Richard Carapaz se mantiene tercero en la clasificación general.

La cuarta etapa de La Vuelta comprendió un recorrido ideal para los velocistas. Con un trazado sin puertos entre Garray y Ejea de los Caballeros, los competidores afrontaron una ruta con 191.7 km y varios sectores de descenso.

La fuga, que se formó por cuatro pedalistas desde los primeros kilómetros, se alejó, pero a pocos segundos del grupo perseguidor. Los ciclistas tenían claro que podían interceptar fácil a los escapados, pero el pelotón se mantuvo unido todo el tiempo y evitando los contravientos.

A falta de unos 15 km para meta, y con todos los fugados cazados, cada equipo formó sus trenes para encarar la recta final.

En los últimos mil metros, tres equipos peleaban el triunfo. Varios miembros del UAE, Deceuninck y Bora apretaron en el esprint final hasta meta. Jasper Philipsen se puso primero, pero un brillante ataque por parte de Bennett en el útlimo segundo le permitió soprender y arrebatarle la victoria al belga.

Por detrás, el tricolor Richard Carapaz se mantuvo firme dentro del pelotón y cruzó la meta en la posición 31, pero en el mismo tiempo que el ganador. Con esta marca, el carchense mantiene su posición en las clasificaciones: #3 en la general y de puntos, y líder de la montaña.

Foto: INEOSGrenadiers

CLASIFICACIÓN GENERAL

CLASIFICACIÓN DE LA MONTAÑA