La ecuatoriana Tamara Salazar se mostró muy feliz luego de alcanzar la medalla de plata en la categoría 87 kg de halterofilia en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Tamara, quien nació en Carchi, sumó un total de 263 kilogramos, 113 kg en la modalidad arranque y 150 kg en envión. “Esto es un premio a todo el esfuerzo, todo el trabajo y toda la dedicación que le he dedicado a este deporte toda mi vida”, manifestó.

Hace 5 años, la tricolor vio los Juegos Olímpicos de Río 2016 desde su casa y se planteó como objetivo llegar a la cita multideportiva de Tokio. “Vi a la experimentada Alexandra Escobar, quien es un ejemplo y soñé con este momento, mi objetivo era clasificar a los JJOO y Dios es grande, porque no solo clasifiqué, gané esta medalla”, agregó Tamara.

En la cita de Tokio, Salazar mejoró en la modalidad arranque, así lo confirmó a lo medios de comunicación, luego de colgarse la plata. “Estoy agradecida con todo el pueblo ecuatoriano, por la buenas vibras que he sentido, también estoy agradecida con los dirigentes, que nos han apoyado en todo este proceso, porque a pesar de las adversidades lo logré”.

“Aún no me lo creo, pero lo soñé tanto y le pedí tanto a Dios y ahora aquí estoy contenta y feliz, antes de competir mi madre me hizo una llamada y me dijo ‘usted puede, usted se preparo para esto'”, agregó.

Con la medalla de plata de Tamara, Ecuador suma tres preseas en el medallero y dos diplomas olímpicos y se ubica en el puesto 21 de la clasificación general.

“He tenido dolores, vengo con una lesión en mi rodilla, con dolor en la espalda y en el hombro, pero en cada entrenamiento, a pesar de los dores, a mi no me importaba”, finalizó.

Foto: @ECUADORolimpico