El Comité Organizador de Tokio 2020 continúa trabajando para garantizar la realización de unos juegos seguros, en medio de las complicaciones causadas por la pandemia. En primera instancia, los responsables del evento confirmaron el desarrollo de éste sin la presencia de público extranjero, pero esta decisión podría trasladarse también a la afición local.

La lentitud con la que se desarrolla el proceso de vacunación en Japón podría obligar a Tokio 2020 a realizar sus competencias sin la presencia de público. Taro Kono, ministro encargado de la vacunación, afirmó que apenas el 1% de la población japonesa ha recibido la vacuna a falta de 3 meses para la inauguración de los XXXII Juegos Olímpicos.

Kono también se refirió a la posibilidad de que los deportistas nipones reciban esta vacuna antes del inicio de los juegos, afirmando que por ahora, no se contempla que esto suceda como sí se lo ha hecho en otros países.

“Resultaría muy impopular que individuos jóvenes y en óptima condición física se salten la cola de las vacunas cuando nadie más en Japón se ha inoculado”, dijo Kono.