La leyenda del fútbol americano, Tom Brady, actual mariscal de campo de los Tampa Bay Buccaneers, consiguió un nuevo título al llevarse la victoria en el Super Bowl LV.  El estadounidense ya suma siete coronas en las finales de la NFL.

Brady, de 43 años, se convirtió en el jugador más longevo en disputar una final de fútbol americano. Esta fue la decima ocasión en la que el quarterback jugó un Super Bowl, las primeras nueve fueron con su último equipo, los New England Patriots.

Con Brady a la cabeza, los de Florida consiguieron su segundo título de Super Bowl, el primero fue en 2002. La victoria fue amplia, pues los Buccaneers se impusieron a Kansas City Chiefs por 31-9.

Con este resultado, el mariscal no solo levantó el trofeo en el Raymond James Stadium, sino que logró ampliar su marca como el jugador con más títulos en la historia de la NFL, con siete anillos (2001/2002/2004/2014/2016/2018/2021). Por detrás le sigue Charles Haley con cinco.

Además de ser nombrado el MVP del partido por quinta vez en su carrera, Brady también se convirtió en el segundo jugador, de más de 40 años, en llevarse el Super Bowl con dos equipos diferentes. El único hombre que había conseguido esto fue el quarterback americano Peyton Manning, con Indianapolis Colts y Broncos Denver.

Tom Brady llegó a Tampa Bay Buccaneers en marzo de 2020, poniendo fin a una era de casi dos décadas jugando como mariscal de los Patriotas de Nueva Inglaterra. El estadounidense firmó con el equipo de Florida por dos años y, en su primera temporada con los Buccanneers, Brady acumuló 4633 yardas de pase, 40 asistencias de touchdown y 12 intercepciones.