El cuadro alemán se impuso por la mínima a los Tigres mexicanos con un polémico gol de Pavard, a los 56 minutos de juego. Con este título, el Bayern Munich es el segundo equipo en alzarse con el sextete tras el Barcelona de Pep Guardiola en 2009.

Tigres supo como llevar el encuentro de la mejor manera  durante los primeros 45, tiempo en el cual el marcador terminó sin goles. Ese empate le sabía a una victoria parcial a los de Ferretti. Intensos, bien plantados a nivel defensivo e intentando nutrir de balones a un Gignac que estaba muy bien vigilado por Süle, Alaba y un Davies que se llevó más de un regate por parte del francés.

Por su parte, los bávaros nunca estuvieron totalmente cómodos con el planteamiento azteca de la primera mitad. El VAR anuló un gol de Kimmich y se respiraba un ambiente de esperanza para los universitarios.

Ya en la segunda parte del duelo, los de Dieter Flick salieron a presionar y a pasar factura a las piernas mexicanas que se encontraban desgastadas. Producto de esta búsqueda, a los 59′ Pavard puso la única diana del partido. Sin embargo, el juez central lo anuló por presunto offside. Decisión que se vio contestada por el VAR y tras revisar la jugada, se les concedió el tanto a los europeos. El mismo VAR que le había negado el gol minutos atrás, ahora le entregaba el campeonato al Bayern.

A partir de ahí, Tigres no supo reaccionar y fue fácil para los alemanes en tomar las riendas del partido. Con este título, el Bayern de Dieter Flick cosecha mas trofeos (6) que derrotas (5) y se convierte en el segundo equipo en la historia en culminar una temporada perfecta e intachable.

¡SALUD CAMPEÓN!