Después de 42 años de sequía a nivel continental, el Eintracht Frankfurt se coronó campeón de la UEFA Europa League en un partido muy cerrado que se definió por la vía del penal frente al Glasgow Rangers.

El partido lo abrió Joe Aribo para el Rangers a los 57’ minutos tras una gran jugada personal. Sin embargo, a los 69’ apareció el que terminaría siendo el héroe de la noche, el colombiano Rafael Santos Borré para empatar el trámite que terminaría igualado en los 90.

En la media hora complementaria no pudieron sacarse ventaja y la final tuvo que decidirse desde los 12 pasos. Todos acertaron sus disparos a excepción de Aron Ramsey para los azules. Fue el portero Kevin Trapp quien atajó un disparo bajo y al medio. Fue Santos Borré quien pateó el penal que le daría la gloria a los alemanes.

El equipo dirigido por Oliver Glasner dejó en el camino a equipos como el Barcelona de Xavi Hernández y el West Ham de David Moyes.

Esta es la segunda vez que el Frankfurt se alza con este trofeo, la primera fue en el año 1980 ante el Borussia Mönchengladbach.