El ex presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, fue detenido esta mañana en su domicilio debido a una supuesta implicación en el Barçagate. 

La investigación comenzó tras la denuncia de un colectivo de socios denominados “Dignitat Blaugrana” una vez destapado el caso I3 Ventures. Esta empresa de redes sociales mencionada fue contratada para encargarse de monitorear las plataformas digitales del conjunto culé. Sin embargo, habrían realizado distintos contenidos para mejorar la imagen de Josep María Bartomeu y al mismo tiempo, dañar la de jugadores y expresidentes. Entre ellos, grandes figuras del club como Lionel Messi y Gérard Piqué.

De acuerdo a La Cadena SER, el FC Barcelona habría pagado un millón de Euros anuales a la empresa I3 Ventures, para que se encarguen de monitorear y defender la imagen del expresidente Josep María Bartomeu. Estos pagos no fueron aprobados por la junta directiva debido a que los realizaron a través de facturas que se habrían partido en diferentes departamentos con montos inferiores a 200.000 euros.

Por su parte, el club ha aceptado que mantenía un vínculo profesional con dicha empresa pero que desconocía de los movimientos para limpiar la imagen de Bartomeu.

Bartomeu ha negado toda implicación con I3 Ventures y con todas las demás entidades involucradas, alegando a que se trata de un ataque a su imagen y honra.

De momento no se conoce un veredicto o cual será el destino del ex presidente blaugrana. Sin embargo, si bien su imagen ya estaba dañada al momento de abandonar la presidencia, esto la mancilla mucho más.