La Superliga Europea perdió a otro grupo de miembros fundadores. Atlético de Madrid, AC Milan, Inter y Juventus abandonaron el proyecto, dejando a FC Barcelona y Real Madrid como los únicos clubes en la nómina.

La idea de la competencia continental arrancó con 12 planteles fundadores: seis ingleses, tres españoles y tres italianos.

Sin embargo, el proyecto fue recibido de mala manera por entidades futbolísticas, equipos de todo el mundo e incluso aficionados, pues se criticó el hecho de que los clubes que iniciaron todo tendrían un boleto directo al torneo, dejando de lado el espíritu de competencia.

A solo horas de su anuncio, y ante la incosistencia del plan, varias plantillas empezaron a desertar. Los primeros en tomar la iniciativa fueron los elencos ingleses: Liverpool FC, Manchester United, Manchester City, Tottenham, Arsenal y Chelsea, cada uno argumentando sus propias razones.

Este miércoles, se produjo una nueva serie de bajas. A través de un comunicado, el Atlético de Madrid anunció que también abandona la Superliga: “El Consejo de Administración del Atlético de Madrid, reunido este miércoles por la mañana, ha decidido comunicar formalmente a la Superliga y al resto de clubes fundadores su decisión de no formalizar finalmente su adhesión al proyecto”, indica el aviso, recalcando que lo primordial siempre serán los “méritos deportivos

Lo propio hizo la Juventus de Turín. Minutos antes del anuncio colchonero, el presidente de la escuadra italiana, Andrea Agnelli, indicó que el plan ya no tenía futuro sin la participación de las plantillas inglesas.

Sus compañeros de competencia en la Serie A, AC Milan e Inter, siguieron el ejemplo de la Vecchia Signora y optaron por bajarse del proyecto. De esta forma, los únicos equipos que siguen a bordo de la competencia son FC Barcelona y Real Madrid.

El presidente del elenco merengue, Florentino Pérez, quien también, se supone, presidiría la Superliga, indicó que se tomarán acciones legales para las escuadras se retiraron: “Todos firmaron un contrato el sábado pasado. Naide se puede ir, vamos a trabajar todos juntos”.