El partido entre Coquimbo Unido y Defensa y Justicia por la semifinal de ida de la Copa Sudamericana fue suspendido debido a tres casos positivos de coronavirus en el plantel argentino.

El partido estaba previsto para el jueves 7 en horas de la tarde, sin embargo, la CONMEBOL decidió que se aplazaría al 12 de enero en la ciudad de Asunción para salvaguardar la salud de todas las personas involucradas en el evento.

Asimismo el máximo regente del fútbol sudamericano anunció que la medida se debe a “la decisión de las autoridades chilenas de declarar a todos los pasajeros del vuelo chárter de la delegación de Defensa y Justicia como contactos estrechos de positivo y que, por lo tanto, deben cumplir con medidas de aislamiento”.

Los contagiados en la plantilla de Hernán Crespo son Washington Camacho, Francisco Pizzini y Rafael Delgado, pero además hay sospechas sobre el contagio de cuatro más.

De esta manera, la la Secretaría Regional Ministerial de la Región Metropolitana de Santiago pidió que el equipo rioplatense guarde una cuarentena de 15 días dentro de suelo chileno que sea transportado a Argentina mediante una “Burbuja”.

La suspensión de la semifinal de ida no alteraría la fecha de la final del torneo, que está previsto para el próximo 23 de enero, en el estadio Mario Kempes de Córdoba, Argentina.