La jornada 3 de la fase de grupos de la Champions League, estuvo marcada por partidazos con resultados abultados y polémicas características de la competición más importante de clubes en Europa.

En el partido de la fecha, el Atlético de Madrid recibió al Liverpool en el Wanda Metropolitano. Los ingleses se llevaron los tres puntos a casa ganando 2-3. Los goles fueron de de Mohamed Salah por duplicado y de Naby Keita. Antoine Griezman anotó los dos tantos españoles antes de salir expulsado al minuto 52′.

Otro encuentro que se llevó los reflectores fue el del Paris Saint Germain frente al Leipzig. Los galos se impusieron por 3-2 en el Parque de los príncipes. Lionel Messi anotó su primer doblete con el PSG y le dio vuelta a un resultado adverso, Kylyan Mbappé había abierto el marcador para los franceses. Por su parte, André Silva y Nordi Mukiele se encargaron de poner la victoria parcial.

Otro de los grandes dentro de esta competencia, el más ganador, el Real Madrid, goleó  por 0-5 a un Shaktar que no demostró fútbol en su cancha. Un autogol de Sergey Kryvstov abrió la puerta para que Vinicius Júnior en dos oportunidades, Rodrygo y Karim Benzema extiendan la brecha en el marcador.

Por su parte, el Manchester City hizo lo propio con el Brujas y le propinó un abultado 1-5 de visitante. Joao Cancelo, Kyle Walker, Cole Palmer y Riyad Mahrez en dos ocasiones sellaron la victoria inglesa.

La sorpresa de la fecha ocurrió en los Países Bajos, el Ajax goleó por 4-0 a un Borussia Dortmund que venía con una buena campaña pero que se distrajo en la vuelta de la competición.