El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y su hijo Gorka —abogado deportivo— han sido detenidos este martes en una operación contra la corrupción, llamada “Soule”, que lleva a cabo la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y supervisa el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional.

Se prevén varios registros, incluso en domicilios privados, y más detenciones, según ha podido saber 20minutos de fuentes de la investigación; la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada ha coordinado el operativo. Villar es actualmente vicepresidente del Consejo de la FIFA y del Comité Ejecutivo de la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol (UEFA).

Otros de los arrestos ejecutados hasta el momento, informa Efe, son el de Juan Padrón, vicepresidente económico de la Federación, y el de Ramón Hernández, secretario de la Federación tinerfeña. La operación afecta a la cúpula de la institución y a su gestión supuestamente irregular, con supuestos favores y lucros personales incluidos. Se les atribuyen, entre otros, los delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental, todo ello en relación con la organización de partidos internacionales. Los agentes están requiriendo en los registros numerosa documentación. En torno a las 15.00 horas de este martes, el propio Villar llegó acompañado de una patrulla de la Guardia Civil a la sede de la Federación Española de Fútbol, en Las Rozas (Madrid), donde se sigue con la investigación.

Además, se han iniciado registros en la federaciones de Ceuta, Melilla, de Las Palmas y de la Comunidad Valenciana. En la intervención en la Federación Melillense de Fútbol no hay constancia de que se vayan a producir detenciones aunque que la operación sigue abierta. Los agentes están realizando registros documentales en la entidad que preside Diego Martínez Gómez, considerado en el mundo deporte como “uno de los hombres fuertes” de Ángel María Villar.

En Ceuta también se ha requerido información dentro de la operación Suole. Además se han practicado registros en la federación de Las Palmas, sin que se haya producido ninguna detención. Y en la Comunidad Valenciana, donde según fuentes de la propia federación, se ha facilitado la información solicitada “sin ningún problema”.

Fuente: 20minutos.es