Mediante un comunicado oficial, la Federación Ecuatoriana de Fútbol hizo un llamado a asociaciones provinciales y equipos profesionales, para crear una nueva reforma reglamentaria a la violencia dentro de los estadios.

El pasado domingo, en el marco de la segunda categoría, hinchas del Deportivo Quito agredieron al juez Diego Lara, luego de empatar 2 a 2 frente a Espoli.

El informe arbitral fue enviado hasta la comisión disciplinaria. Ellos respondieron con una sanción de $200 y tres encuentros sin público en el Estadio Olímpico Atahualpa. Este castigo fue desmesuradamente menor a lo que se esperaba y lo que pidió el gremio arbitral.

Por ello, la Federación Ecuatoriana de Fútbol, mediante un comunicado oficial, propuso mejorar la reglamentación para que las sanciones sean más drásticas en estos eventos.

En tal sentido solicitamos el compromiso, tanto de clubes, cómo asociaciones, provinciales y demás grupos de interés, para que se involucren activamente en el proceso de reforma reglamentaria y respalden la implementación de los cambios correspondientes”, expuso el ente rector en su oficio.