El arquero ecuatoriano Johan Padilla recibió la habilitación provisional solicitada ante la Cámara de disputas de la Federación Ecuatoriana de Fútbol y en las próximas horas hará oficial su salida de El Nacional.

La relación tensa entre Padilla y la dirigencia de los criollos, encabezada por la presidenta Lucía Vallecilla, terminó en una demanda ante el organismo pertinente de la Ecuafútbol. El jugador reclamó su carta de libertad tras no recibir su sueldo durante varios meses, mientras que el club decidió suspenderlo dos meses por supuesta indisciplina.

Este miércoles en la tarde, el jugador recibió el documento que le permitirá actuar en cualquier equipo del país o del extranjero, sin que El Nacional reciba dinero por ceder su contrato.

Es más, el jugador y sus representantes emprender acciones legales que le permitan recibir los sueldos que le adeudan e incluso, los valores que debía recibir por el tiempo restante del contrato.