El nadador cuencano, Esteban Enderica, ha depositado toda su confianza en los representantes ecuatorianos que defienden los colores del país en las pruebas de natación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

En diálogo con Radio La Red, el atleta tricolor declaró que la participación de sus compatriotas en aguas internacionales le ha generado una mezcla de sentimientos: “Tengo nostalgia y alegría, nostalgia por ver por televisión los JJOO, pero feliz por ver a nuestros deportistas competir y dejar muy en alto el nombre de nuestro país“.

Enderica no pudo asistir a la cita multidisciplinaria de este verano luego de no alcanzar la clasificación en la jornada preolímpica disputada en Portugal: “Me quedé a poco de mis terceros de Juegos Olímpicos. Yo iba como favorito para clasificar, pero hay de esos días que no salen las cosas. Hubo muchos golpes en la competencia y me fueron mandando atrás, pero hay que levantarse y ponerse otros objetivos“.

Esteban también se refirió al logro de su coterránea, la cuencana Samantha Arévalo, quien se llevó la undécima posición durante los 10 km categoría femenina en la prueba de aguas abiertas: “Creo que Samantha hizo una buena competencia, luchó y compitió fuerte“.

Asimismo, destacó el trabajo de David Farinango, el nadador ecuatoriano que aseguró una plaza en Tokio luego de su noveno lugar cosechado en Setúbal: “Esperemos que David haga una buena competencia. Son sus primeros Juegos Olímpicos y es muy joven. Me imagino cómo debe estar, los nervios hay que controlarlos“.

Finalmente, el atleta de 30 años afirmó que no aún no se rinde, pues ya piensa en la próxima y quizás su última cita olímpica: “Mi nuevo objetivo es París 2024. Me voy a preparar para llegar allá. Tengo las condiciones para estar ahí, pueden ser mis últimos JJOO“.