Francia venció 90-89 a Eslovenia en las semifinales del baloncesto olímpico y se metió en la batalla por el oro. En la ronda final, el conjunto francés se medirá a Estados Unidos, que abatió a Australia por 97-78.

Nicolas Batum fue el héroe de la noche el Saitama Super Arena. En la agonía del choque, el capitán francés apareció para anular una bandeja de Klemen Prepelic con un potente tapón sobre el tablero y enviar a su país a la gran final.

Una fuerte Eslovenia, liderada por la sensación juvenil de la NBA Luka Doncic, se marchó de su primera cita olímpica por la puerta grande, pues acumulaba un registro de 17 partidos sin conocer la derrota.

De esta forma, Francia quedó emparejada con Estados Unidos. En las semifinales, el elenco norteamericano se impuso a Australia con marcador de 97-78, pero a costo de una remontada de 15 puntos que el cuadro oceánico logró abrir en la primera mitad. De la mano de Kevin Durant, Jayson Tatum y Damian Lillard, Estados Unidos se metió a su cuarta final consecutiva en unos Juegos Olímpicos.

Ambos equipos se reencontrarán en Tokio 2020, pues ya se vieron las caras en el arranque de la jornada de baloncesto. La final se jugará este viernes a las 21h30.