Después del éxito del Mundial de Fútbol, Brasil se consolida como sede de grandes eventos deportivos. El próximo desafío es la realización de los primeros Juegos Mundiales de los Pueblos Indígenas (JMPI), que se llevan a cabo del 20 de Octubre al 1 de Noviembre de 2015 en Palmas, con la presencia de más de 2 mil atletas de 30 países.

En total son 13 días de programación, siendo que en los primeros tres días de evento, todas las etnias brasileñas y extranjeras participaron en una excursión por los puntos turísticos de Palmas, como forma de ambientación, socialización e integración de los participantes del evento con la comunidad de la ciudad.

Con el tema “En 2015, somos todos indígenas”, la capital de Tocantins se ha preparando para recibir atletas de decenas de etnias de todo el mundo.La Secretaría Extraordinaria de los Juegos Indígenas es responsable de toda la organización del evento. Además de los indígenas Americanos, también están presentes los pueblos de Australia, Rusia y Filipinas. De Brasil, cerca de 24 etnias participan en la competición.

Parte del evento está compuesto por deportes indígenas, que se dividen a su vez en juegos tradicionales demostrativos y juegos nativos de integración. Otra parte del evento está compuesta por deportes occidentales competitivos, que también tienen como característica la unificación de las etnias y pueblos indígenas.

Paralelamente a las actividades deportivas, se llevan a cabo un número inmenso de actividades culturales, antes y durante la realización de los JMPI. Estas actividades culturales son lideradas por los pueblos indígenas del mundo y celebran la diversidad, la cultura nativa y las tradiciones de Tocantins y del mundo.