Tuvieron que pasar 513 días para que el público pudiera volver a los graderíos en Colombia. El partido fue un Santa Fe de Bogotá vs Atlético Nacional de Medellín. A la mitad del espectáculo una batalla campal tuvo lugar en las tribunas y en la cancha. Este incidente hizo que el partido se demore más de una hora en reanudarse. Al final, la visita ganó por la mínima con un gol de Perlaza al minuto 61′.

Los que lanzaron la primera piedra fueron los hinchas de Atlético Nacional al invadir una “Tribuna familiar” en la que incluso se encontraban niños. “No hay derecho. Tanta ilusión para volver a El Campín para que hagan esto. ¡Inaceptable! ¡Lo rechazamos y condenamos!”, expresó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien también había acudido a este acontecimiento que era importante y que se supone que debía marcar un antes y un después, tras ya más de un año de pandemia y sin gente en los estadios.

Tras el primer ataque de la hinchada visitante en las gradas, los aficionados capitalinos invadieron el gramado de juego y se desató una verdadera batalla campal. La policía tuvo que involucrarse y logró disipar los disturbios al cabo de más o menos una hora. A pesar de todo el alboroto, el partido se reanudó.

“Lamentable que la violencia regrese al Estadio El Campín. Hubo esfuerzos del Distrito Capital para el regreso de los hinchas a la cancha. Rechazo todo tipo de violencia en Bogotá, invito a los líderes de las barras al diálogo y a respetar los eventos públicos”, expresó la representante a la Camára María José Pizarro.

El incidente dejó varios heridos de ambas partes, sin embargo, los daños son mayores en ciertos hinchas de Santa Fe que sufrieron lesiones de gravedad y tuvieron que ir a parar en el hospital.