El boliviano Bolívar y el argentino Racing definirán el miércoles en La Paz, en la última fecha, el segundo boleto del Grupo 3 a octavos de final de la Copa Libertadores de América-2016, y ambos con el eslogan “dependemos de nosotros mismos”.

La llave ya tiene al argentino Boca Juniors clasificado con 9 puntos en cinco partidos, escoltado por Racing (8) y Bolívar (5), con posibilidades de pasar a la siguiente fase. El cuarto equipo, el colombiano Deportivo Cali, quedó fuera de carrera.

A Racing le alcanzará con empatar o incluso perder por un gol, mientras que Bolívar deberá sí o sí derrotar a su adversario por más de dos goles de diferencia, por lo que el resultado está fuera de todo pronóstico.

El defensa Leandro Grimi de Racing, antes de emprender vuelo a Bolivia, señaló la situación de su equipo y de sus compañeros: “obviamente que queríamos clasificar lo antes posible, pero estamos bien, firmes, enteros y dependemos de nosotros y no de ningún resultado”.

En el plantel altiplánico el criterio es el mismo: “no tenemos margen de error, nos jugamos la clasificación y dependemos de nosotros mismos y lo único que esperamos es conseguir la victoria”, señaló el defensa Nelson Cabrera, un baluarte en la zaga.

Racing llega a La Paz sin su delantero estrella Gustavo Bou, pues no pudo recuperarse de una sobrecarga muscular y no integra el plantel que tiene previsto desplazarse primero a la ciudad boliviana de Santa Cruz (este y 400 metros de altura) para luego trepar al ‘nido del cóndor’ de La Paz, hasta los 3.600 metros.

Las posibilidades de que el equipo argentino pueda obtener un buen resultado y llevarse el segundo boleto para la siguiente fase no están lejanas, luego de que el mismo Boca empató 1-1 ante Bolívar y River Plate obtuvo igual resultado ante The Strongest, por el Grupo 1 en esta edición de la Libertadores.

Bolívar tiene, por lo tanto, el panorama más complicado, pues aún el equipo es blanco de las críticas, así como su técnico, el argentino Rubén Daría Insua, a quien se le señala de no cuajar un convincente esquema de juego.

La estrategia para recibir a los argentinos parece que será casi calcada: presionar desde el inicio, tratar de hacer correr el balón para asfixiar a los visitantes y apelar a los disparos de media o larga distancia, si el cerrojo defensivo no permite llegar al arco del meta argentino Sebastián Saja.

“Cuando uno deja todo en la cancha, los resultados se dan, es un partido para que el equipo coopere”, señaló por su lado el español José Luis Sánchez Capdevila, una de las mejores piezas de Bolívar.

Racing arrancó esta edición de la Libertadores con buen pie. Goleó en su patio al Bolívar 4-1 y a Deportivo Cali 4-2, cosechó dos empates ante Boca y en tierras cafeteras y cayó ante 1-0 ante el Xeneize.

Bolívar sólo encandiló ante su fanática con una goleada de local ante el Deportivo Cali (5-0) y luego recuperó esperanzas ante el mismo plantel 1-1. Cedió un embate ante Boca y en sus salidas a tierras argentinas fue derrotado, lo que motivó que se situara en una incómoda posición para obtener su meta de continuar a octavos.

El partido está pautado para las 18H30 locales (22H30 GMT) en el estado Hernando Siles, para el que se dispusieron 26.400 entradas. El encuentro será dirigido por el árbitro mexicano Fernando Guerrero, acompañado como líneas por sus compatriotas Juan Joel Rangel y Miguel Hernández.

Probables alineaciones:

Bolívar: Rómel Quiñónez – Ronald Eguino, Nelson Cabrera, Padula Castro – Erwin Saavedra, José Luis Sánchez Capdevila – Danny Bejarano, Jaime Arrascaita, Rudy Cardozo – Gastón Cellerino e Iván Borghello. DT: Rubén Darío Insúa.

Racing Club: Sebastián Saja – Iván Pillud, Sergio Vittor, Nicolás Sánchez, Leandro Grimi – Gastón Díaz, Ezequiel Videla, Luciano Aued, Marcos Acuña – Óscar Romero y Lisandro López. DT: Facundo Sava.

jac/ol

© 1994-2016 Agence France-Presse