En lo que es la última fecha de la UEFA Champions League, el PSG recibía al Basaksehir de Turquía pero el espectáculo se vio suspendido debido a un incidente racista del cuarto árbitro Sebastian Colţescu hacia un miembro del cuerpo técnico del conjunto turco.

“Ese jugador negro” fueron las palabras del colegiado para referirse a Webó. A partir de ese momento y mientras se jugaba el minuto 13 del cotejo, los jugadores del Basaksehir dejaron de jugar en forma de protesta y el plantel parisino hizo lo propio como muestra de solidaridad.

Ambos equipos querían que se expulse al cuarto árbitro, de otra manera, no jugarían lo que quedaba del encuentro. Coltescu no fue sancionado y en consecuencia los jugadores abandonaron el gramado hacia los camerinos.

La UEFA ha dicho que el partido se jugará el día Miércoles 9 debido a que no se llegó a un acuerdo con los jugadores para reanudar el mismo horas más tarde del incidente. Por su parte, el delantero Demba Ba dijo que no quiere volver a disputar el duelo.

El club turco se pronunció en sus redes sociales y lo secundaron jugadores como Presnel Kimpembé del PSG

El equipo francés de todas maneras ya se encuentra en octavos de final debido a que el Leipzig le ganó 3-2 al Manchester United en la otra llave del grupo, dejando así a los de Ole Gunnar afuera de la competencia.