Carlos Sevilla, director técnico del Deportivo Quito, comentó algunas novedades que se suscitaron este miércoles en horas de la mañana en el conjunto azulgrana. El plantel no entrenó como estaba previsto, por falta de pago al plantel. Además, el arquero uruguayo Bernardo Long no seguiría en la Institución.

Sevilla comenzó refiriéndose a la situación del golero extranjero, que había sido titular en el inicio de la segunda etapa. “Hoy en la mañana conversé con un dirigente y me manifestó que el representante de Bernardo Long llamó a los directivos para solicitar el finiquito de su contrato, ya que el jugador no está ha sido tomado en cuenta. De ser así, no tengo nada que objetar porque el jugador no está en mis planes”, aseguró.

Por otra parte, comentó que el equipo no entrenó este miércoles por sueldos atrasados que no han recibido los jugadores y otros trabajadores. “Estamos con todas las ganas de trabajar pero hay situaciones que lo impiden. Hoy se suspendió el entrenamiento por falta de pago a la plantilla de jugadores y cuerpo técnico”, concluyó. El conjunto azulgrana se alista para visitar al Deportivo Cuenca en la fecha 14 de la segunda etapa, el próximo viernes 16 de octubre.