El Club Deportivo El Nacional alcanzó su corona número 10 en los campeonatos ecuatorianos un 25 de noviembre de 1992. En la final disputada en juegos de ida y vuelta, los criollos derrotaron al favorito Barcelona, y dieron la vuelta olímpica en el estadio Monumental de Guayaquil.

El Nacional recuerda 28 años de una de sus principales gestas. Un 25 de noviembre del año 92 el equipo militar conquistó el título en la ciudad de Guayaquil. Tres días antes en el Olímpico Atahualpa, el cuadro dirigido por Ernesto Guerra dio la vuelta al marcador ganando 2 a 1 con doblete de Luis Chérrez y así viajó a Guayaquil con la ventaja mínima. En el puerto principal había mucha confianza que el cuadro torero iba a ser campeón pero se encontraron con un El Nacional muy sólido. En minutos de adición en el primer tiempo, Julio César Rosero marcó el gol y de esa manera la serie estaba igualada.

En el entretiempo, Ernesto Guerra decidió quedarse con el equipo en la cancha y no ir al camerino para evitar malos tratos habituales en esa época. Al minuto 3 del complemento, el Chifle Luis Mosquera fue expulsado, no obstante, El Nacional anotó el gol del empate tras un tiro de esquina a través de Dixon Quiñónez. Los minutos finales fueron dramáticos en los que brilló la figura del arquero Héctor Lautaro Chiriboga. El Nacional en 1992 dio la vuelta olímpica en lo que fue denominado más adelante como el “Monumentalazo”.

En el plantel de aquel año, El Nacional tuvo a grandes jugadores como Héctor Chiriboga, Diego Castañeda, Juan Carlos Garay, Jorge Ballesteros, Edgar Domínguez, José Guerrero, Luis Mosquera, José Jacinto Vega, Cléber Chalá, Marco Constante, Edmundo Méndez, Patricio Hurtado, Carlos Vernaza, entre otros.

Foto: pinterest.com