La jueza civil Nancy López declaró ilegal e improcedente una deuda que se pretendía cobrar a Deportivo Quito mediante dos letras de cambio, que sumadas ascendían a un monto de un millón setecientos ochenta mil dólares. Esta deuda se remonta al año 2012. Así lo ratificó este martes el abogado del club, doctor Celso Vásconez.

Esto debido a que la deuda que se le acreditaba al Quito nunca entró a las actas financieras del club. Por lo tanto, no le compete. Se alega que la institución debe pagar, pero el dinero nunca entró a ella. Esta deuda hubiera puesto en jaque a la institución quiteña agravando su situación económica.

El abogado del equipo, Celso Vásconez, dijo que se hará una contra demanda por supuestas irregularidades. “La directiva del club se va a reunir y tomar decisiones para seguir o no juicios a estas personas que están involucradas en estas irregularidades. El club ha sido muy golpeado por dineros que no han entrado a las arcas del equipo”. Vásconez afirmó que la decisión de la Corte Provincial es de última instancia y no puede ser apelada.

Deportivo Quito descendió de la Serie A en 2015  y desde allí ha tenido peripecias que lo han llevado a jugar hasta en la categoría amateur. Al no poder restarle más puntos por las mismas deudas, los acreedores tienen que recurrir a demandas económicas.