El tricolor Emilio Gómez se impuso en la final del Challenger de Salinas al chileno Nicolás Jarry por 4-6, 7-6 y 6-4, en un partido que tuvo muchas emociones, ya que inició el domingo 2 de mayo, pero se postergó por falta de luz natural a este lunes. A pesar del corte, Gómez mantuvo la concentración y logró ganar el campeonato.

Este es el segundo Challenger de Gómez en su carrera profesional, el primero había sido en Tallahase, Estados Unidos. El tenista ecuatoriano de 29 años salvó dos puntos para partido en el segundo set, algo que le significó un envió anímico y mucha confianza en su juego, receta para poder imponerse en el tercero.

El rival chileno no pudo responder al juego intenso de Gómez y perdió la oportunidad de ganar por segunda vez este torneo. Ya había ganado el primer Challenger de Salinas el 26 de Abril. Siendo así la primera vez que Ecuador es sede de dos Challengers consecutivos. Obviamente fueron a puertas cerradas debido a los protocolos de bioseguridad.