Richard Carapaz arribó la tarde de este jueves a Quito luego de un año pletórico de éxitos, en el que alcanzó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos y de haber brillado nuevamente en el World Tour.

Carapaz regresó al país luego de varios meses en donde tuvo un calendario muy apretado de competencias. Fue campeón de la Vuelta a Suiza, consiguió el tercer lugar en la clasificación general del Tour de Francia. Apenas después de fotografiarse junto a Tadej Pogacar y Wout Van Aert con los Campos Elíseos de fondo, tomó vuelo hacia Tokio para estar presente en los Juegos Olímpicos.

Allí, hizo historia y el podio se invirtió con la Locomotora del Carchi en lo más alto, seguido del belga Van Aert y del esloveno Pogacar. Casi sin descanso, tomó partida con el Ineos Grenadiers de la Vuelta a España donde se retiró en la última semana por un desgaste físico y mental muy grande. Ahora de retorno al país, fue recibido este viernes en el coliseo del Ministerio del Deporte.

“Cómo ganamos la medalla de oro junto a Jonathan Narváez fue muy especial. Habían otros favoritos pero logramos ganar. Ha sido un año especial, tengo objetivos muy grandes”, dijo el carchense. “Fue lo máximo escuchar las notas del himno y poder condecorarme por todo el esfuerzo realizado. Un momento único en mi carrera. Vengo de la mitad del mundo y conseguimos otro éxito deportivo, agregó.

Además, indicó que disfruta mucho estar en las Grandes vueltas por el nivel y presión que hay en esas 3 semanas de competencia. Por otro lado, recalcó sobre el apoyo que necesitan los deportistas desde chicos. “Espero no sean tercos y no hayan oídos sordos y mejoremos”, concluyó.

Posteriormente, hubo un recorrido con Carapaz, Narváez, sus esposas y el Ministro Palacios hasta el Palacio de Carondelet donde fue recibido por el presidente de la República Guillermo Lasso. Este sábado será el festejo grande con sus coterráneos en la provincia del Carchi.

Foto: @DeporteEc