El Deportivo Cuenca Femenino se coronó campeón de la SuperLiga Femenina por segunda vez en su historia. Tras empatar 0-0 ante Ñañas en el partido de vuelta de la final, las morlacas se llevan el título con un global de 3-2.

El Cuenca comenzó mejor el partido. Tuvo más intensidad y no dejó que Ñañas tenga la pelota. El equipo de Villón recuperaba la pelota cerca del área rival, pero no tuvo precisión para anotar. A los 6′, Madelin Riera remató de tiro libre y la pelota se fue por encima del horizontal. A los 15′, las locales volvieron a acercarse al arco adversario. Riera tiró el centro, Córdova dejó un rebote en el área chica pero la defensa de Ñañas despejó la pelota. Durante la mitad de la primera parte, Cuenca fue perdiendo poco a poco el manejo de la pelota. Ñañas fue ganando confianza y animándose a atacar con más profundidad. A los 34′, Ámbar Torres mandó la pelota al área, Páez controló y su remate de media vuelta se fue desviado. Fue la ocasión más clara del juego hasta ese momento. De todas maneras, Cuenca respondió un minuto después. Madelin Riera remató dentro del área y el disparo se fue por encima del horizontal. Cuando finalizaba el primer tiempo, Ñañas tuvo otra oportunidad de gol. Páez se metió en el área, remató cruzado y Morán salvó a su equipo.

El segundo tiempo comenzó con Ñañas tratando de tener la pelota. El equipo quiteño necesitaba anotar por lo menos dos goles para tratar de ganar por el gol de visitante. A los 53′, se acercó el Cuenca. Nicole Charcopa levantó el centro, Gracia cabeceó y Córdova estuvo atenta para quedarse con la pelota. A los 66, el Cuenca buscaba marcar la primera. Riera levantó la pelota al área y Barahona la desvió por un costado del arco. Tres minutos después, Madelin Riera remató de tiro libre y la pelota pasó cerca del arco del equipo visitante. Pasaron varios minutos hasta que alguno de los equipos se volvió a acercar al área rival. A los 82′, Gracia levantó el centro, no llegó Córdova y Barahona remató por encima del arco. Un minuto después respondió Ñañas. Maireth Pérez remató desde afuera del área y la pelota golpeó en el travesaño. A los 86′, Maireth Pérez remató de tiro libre y la pelota pasó cerca del arco rival. Ñañas trató de anotar con ímpetu pero no fue suficiente para vulnerar a la zaga morlaca. Con la guía de Wendy Villón, el Deportivo Cuenca se coronó por segunda vez en la historia de la SuperLiga Femenina.