El uruguayo Luis Suárez se despidió de sus compañeros y abandonó la ciudad deportiva del Barcelona entre lágrimas. Koeman ya no lo tiene en cuenta para sus planes. Su próximo destino estaría enlazado a la capital española para formar parte de un Atlético de Madrid que acaba de ceder a su delantero Álvaro Morata a la Juventus.

El pistolero es el tercer goleador en la historia del Barcelona con 198 tantos por detrás de Lionel Messi con 704 conquistas y de César Rodríguez que cuenta con 232 dianas. Suárez llegó al club en la temporada 2014/15 y en aquel año anotó 25 goles, ganó el triplete e incluso marcó en la final de la UEFA Champions League.

Con 33 años ahora busca nuevos horizontes y los ha encontrado en el club colchonero. Equipo en el que está su compatriota José María Giménez . El salario en su nuevo equipo está pactado en 9 millones de euros al año.

Sin duda este traspaso pone el punto final a una época y muestra que los procesos de reestructuración del Barcelona son serios. Uno de los que va a sentir más la partida del charrúa no solo dentro pero fuera de la cancha, será su compañero Lionel Messi. Suárez se despide de los aficionados y da por seguro de que esto no es un adiós sino un hasta luego y que volverá al vestuario de local del Camp Nou.