El próximo sábado 29 de mayo, la Liga de Campeones celebrará la tercera final inglesa de su historia. Manchester City y Chelsea se medirán en Estambul para llevarse la ‘orejona’ a casa.

Ambas escuadras llegan con poca experiencia en finales de Champions League. Los Citizens debutan en esta instancia, pues lo más lejos que habían llegado eran las semifinales. Por otro lado, los Blues llevan la ventaja con dos finales disputadas y una corona.

En la actual edición del torneo europeo, los clubes ingleses marcaron una campaña con un mayor peso en su registro de victorias y diferencia de gol, pues fueron los dos equipos que más goles anotaron, luego del Bayer de Münich.

Manchester City

Los líderes de la Premier League comenzaron su camino con pie derecho. El 21 de octubre de 2020, Pep Guardiola y sus jugadores recibieron al Porto y se llevaron una victoria por 3-1.

Unos días después, visitaron y golearon 3-0 al Olympique de Marsella. La dosis se repitió en la tercera jornada, con otro aplastamte 3-0 sobre el Olympiacos. Los resultados de los Ciudadanos los ubicaban en lo más alto del Grupo C y con un pie en octavos de final.

La Fase de Grupos se cerró con otras dos victorias y un empate sin goles ante el Porto, el peor resultado de los celestes en toda su campaña.

Ya instalados en octavos, el City fue emparejado con el Mönchengladbach, a quien venció con marcador de 2-0 en ambos cotejos. Lo propio sucedió en cuartos de final, pues los ingleses se impusieron por 2-1 al Borussia Dortmund en el Etihad y en el Signal Iduna.

En la semifinal, los Citizens se encontraron ante aquel que se postulaba como un candidato para llevarse la corona, el PSG. No obstante, los de Manchester le arrebataron la oportunidad a los parisinos de disputar su segunda final consecutiva al imponerse sobre ellos por 2-1 y 2-0.

De esta forma, el Manchester City se metió en su primera final de Champions League. La última vez que disputaron esta instancia en una competencia UEFA fue en 1970, cuando se llevaron la Recopa ante el Górnik Zabrze.

Chelsea

A diferencia de su rival, los Blues arrancaron con un empate sin goles ante el Sevilla, pero se recuperaron en la siguiente jornada luego de golear al Krasnodar por 4-0.

Para la tercera jornada, Thomas Tuchel y sus dirigidos vencían al Rennes con goleada (3-0), pero la pelea por el liderato del Grupo E seguía intacta, pues el Sevilla respiraba en sus espaldas y acumulaba goles a favor, pero también en contra.

El descuento se celebró en la quinta fecha, en donde la escuadra inglesa puso orden y abatió a la española por 4-0. Además, sus otros dos encuentros restantes por Fase de Grupos terminaron con una victoria (2-1) y un empate (1-1).

En octavos de final, el Chelsea sobrepasa sin problemas al Atlético Madrid con dos victorias (1-0/2-0). Los mismos resultados los propicia sobre el Porto, a quien deja en el camino en los cuartos de final.

Los Blues disputaron su octava jornada de semifinales en Champions League ante el Real Madrid. Tuchel y sus jugadores dejaron atrás a los merengues luego de un empate a un tanto en Madrid y victoria por 2-0 en Stamford Bridge.

Es así como el cuadro londinense avanzó hasta su tercera final en el torneo europeo. En sus oportunidades anteriories se llevaron un subcampeonato (2007/08) y el título (2011/12).

Tercera final inglesa

Esta será la tercera ocasión que la Liga de Campeones tenga una final entre equipos ingleses. La primera se disputó en la temporada 2007/08, cuando el Manchester United venció 6-5 al Chelsea.

El último registro fue la final de 2018/19, en donde el Liverpool se midió y doblegó al Tottenham.