El partido correspondiente a última jornada de la Premier League entre el Manchester United, equipo del ecuatoriano Antonio Valencia, y el Bournemouth fue suspendido tras encontrarse un paquete sospechoso dentro del Estadio Old Trafford, según informó la policía. El escenario fue evacuado viente minutos antes de iniciar el encuentro como medida de prevención.

Luego de evacuar el estadio la policía informó que una explosión logró ser controlada. Además, la liga inglesa confirmó que se reprogramará el partido lo antes posible y que informará a los aficionados con anticipación.

A través de su cuenta de Twitter la Premier League y Manchester United pidieron disculpas a los aficionados y resaltaron que la seguridad del público y empleados es su prioridad.