Hoy, miércoles 14 de abril, se disputó en Anfield, el partido de vuelta entre el Real Madrid y el Liverpool por los cuartos de final de la Champions League. Un empate sin goles terminó beneficiando a los merengues que triunfaron 3-1 en el partido de ida.

Los dirigidos por Zinedine Zidane, supieron aguantar el resultado durante los 90 minutos. La estrategia del francés para este cotejo fue clara: defender y buscar generar algún contragolpe, propuesta que le sirvió ya que supo contener al rival. Gran partido del portero Thibaut Courtois que defendió muy bien el arco de los blancos, evitando la remontada del cuadro inglés.

Con este resultado, los madridistas se meten nuevamente a una semifinal de Champions, tras estar ausentes de esta instancia desde hace tres años. El Real Madrid tendrá que enfrentarse al Chelsea en las semifinales el próximo 27 de abril. El 5 de mayo sería el partido de vuelta.

Foto: @realmadrid