Este jueves 17 de junio, el tenista español Rafael Nadal anunció que no asistirá al Grand Slam londinense ni a la cita olímpica de este año por motivos de cuidado en estado físico.

Luego de caer ante el serbio, Novak Djokovic, en las semifinales de Roland Garros, Nadal aceptó que el apretado itinerario que se le viene puede significar un atentado en contra de su salud.

A través de un hilo en su cuenta de Twitter, Rafa explicó los motivos de su decisión, destacando el alargue de su trayectoria deportiva como principal justificación: “Es una decisión que nunca resulta fácil de tomar. Tras escuchar mi cuerpo y hablar con mi equipo entiendo que es la decisión acertada con el objetivo de alargar mi carrera deportiva y seguir haciendo lo que me hace feliz; competir al máximo nivel y seguir luchando“.

El de Manacor siguió en su explicación dando a entender que el calendario atípico, producto de la pandemia, “no ha ayudado a que mi cuerpo se pueda recuperar de la siempre exigente temporada de tierra batida“. Esta será la cuarta vez que Nadal no esté presente en Wimbledon, luego de las ediciones de 2004, 2009 y 2016.

Asimismo, el español se lamentó por su ausencia defendiendo los colores de su país en Tokio este verano: “Los JJOO han significado mucho en mi carrera y siempre fueron una prioridad como deportista; encontré el ambiente que todo deportista quiere sentir al menos una vez y personalmente tuve la suerte de vivirlos intensamente en tres ocasiones y además ser el abanderado de mi país“.

El número 3 del ranking ATP acumula dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos. La primera la ganó en Pekín 2008, luego de vencer al chileno Fernando González y darle a España su primer oro en tenis. La segunda la obtuvo en dobles en Río 2016, cuando se abrió paso junto Marc ‘Bulet’ López.