El Rayo Vallecano, en plena lucha por la permanencia en el campeonato español, rechazó este viernes las acusaciones de amaño en el partido que perdió ante la Real Sociedad (2-1) el pasado domingo, que es objeto de investigación por la Liga tras movimientos anormales en las apuestas.

La plantilla rayista al completo ofreció este viernes una rueda de prensa junto al entrenador Paco Jémez y al presidente Raúl Martín Presa para desmentir las informaciones del periódico español El Mundo, en las que indicaba variaciones anormales en las apuestas previas al partido.

“En ningún caso vamos a permitir dudar de la honorabilidad , integridad y profesionalidad de todos y cada uno de los miembros de esta plantilla, siempre y en todo momento, ni vamos a consentir que estas informaciones manchen el buen nombre del club , de sus jugadores y de la afición”, señaló el conjunto madrileño en un comunicado.

El presidente de la Liga, Javier Tebas, confirmó la noche del jueves al viernes la apertura de una investigación, un procedimiento habitual en los partidos sospechosos a causa de variaciones en las apuestas.

“En el partido Real Sociedad-Rayo, las apuestas vivieron un comportamiento anormal, pero eso no quiere decir nada”, afirmó al micrófono de la radio española Cadena Ser. “Cuando hay sospechas, investigamos, y es lo que estamos haciendo”.

“La plantilla es completamente ajena a la supuesta razón que ha motivado esta investigación, una bajada importante en la cotización del triunfo de la Real Sociedad en las casas de apuestas”, prosiguió el comunicado.

El Rayo Vallecano, 19º de la clasificación (35 puntos), sólo seguirá en primera si se impone al Levante y el Getafe y el Sporting de Gijón tropiezan ante el Betis y el Villarreal respectivamente.

kca/dmc/jed/iga